0

El estilo cottage siempre nos hace soñar con las más delicadas casas de campo. Una sencilla esencia que también se dulcifica con la presencia de tonos neutros y rosados que podemos incluir en forma de delicadas pinceladas repartidas por diferentes rincones.

El estilo romántico entra en las casas de campo para convivir con la naturalidad rústica de las vigas, las contraventanas. Y lo hace con tonos pastel, muebles de estilo inglés y tejidos amorosos como el terciopelo.


El estilo cottage siempre nos hace soñar con las más delicadas casas de campo. Una sencilla esencia que también se dulcifica con la presencia de tonos neutros y rosados que podemos incluir en forma de delicadas pinceladas repartidas por diferentes rincones.

EL NUEVO ROMÁNTICO
El estilo romántico entra en las casas de campo para convivir con la naturalidad rústica de las vigas, las contraventanas. Y lo hace con tonos pastel, muebles de estilo inglés y tejidos amorosos como el terciopelo.



LA CASA DE LA PRADERA
¿Quién no recuerda a Laura Ingells en ‘La casa de la pradera’, la famosa serie de los 70? Estampados florales en las tapicerías, paredes y cortinas aparecían por cada rincón de aquella casa de campo americana. En este comedor se recrea la misma decoración de estilo romántico con vajilla inglesa incluida.


PORCHE ROMANTIC-CHIC
Los cojines étnicos y los rayados combinan sin complejos con estampados románticos en tonos pastel, mientras el mobiliario de hierro forjado pintado en blanco juega con sillas de médula y bancadas de piedra. Una mezcla entre romántica y exótica con un resultado muy fresco, ideal para decorar el jardín o el porche.

BUENA MADERA
Diferentes maderas se combinan para conseguir un ambiente encantadoramente acogedor. La madera de pino natural de la escalera contrasta con el verde suave de la baranda. Junto a ella, una mesa recuperada junto a una puerta antigua embellecida con floridas plantas bajo una vigilante cornamenta.

PAREDES FLORALES
El estilo Jane Austen es el mejor ejemplo de un romántico acogedor. En este rincón del salón, al que se accede a través de una arcada con aplicaciones, descubrimos detalles que definen el estilo como el papel de la pared, las sillas blancas tapizadas en grises y rosas, la vitrina decapada y los bustos románticos.

Leave a Reply